Proceso de autoevaluación con los referentes de TA

En conjunto con los referentes de transparencia nos propusimos identificar a las áreas del Gobierno de la Ciudad que deben producir, administrar y/o publicar la información contemplada en el marco de las obligaciones de Transparencia Activa, de acuerdo a sus misiones y funciones.

Para ello, realizamos un relevamiento de la información existente en las distintas áreas de Gobierno. Los referentes participaron de una serie de entrevistas en profundidad, en las que tuvieron la oportunidad de convocar a sus equipos legales, técnicos y operativos.

Lineamientos de Transparencia Activa

En el marco del lanzamiento del plan, en enero 2018 se publicaron los lineamientos de transparencia, una serie de pautas y criterios comunes a todas las áreas que enmarcan la publicación de la información pública en los sitios web oficiales.

Construcción de la comunidad de referentes de Transparencia Activa

Durante el año se designaron 23 referentes de transparencia correspondientes a los distintos Ministerios del Gobierno de la Ciudad . Ellos son los responsables de poner en práctica las medidas necesarias para la correcta publicación de la información correspondiente a su área, y velar por la correcta implementación del plan de Transparencia Activa.

Construcción de herramientas de seguimiento:
El tablero de control

Para poder realizar un seguimiento periódico de los principales hitos del Plan de Transparencia Activa y elaborar metas e indicadores de gestión interna, diseñamos un tablero de control interactivo que captura todas las instancias del plan de trabajo y permite visualizarlas en indicadores interactivos

Mesas de trabajo con referentes para consensuar el armado de guías de publicación

A partir del diagnóstico obtenido en el proceso de autoevaluación desarrollamos una ronda de 8 mesas de trabajo, las cuales giraron en torno a diferentes temáticas, como por ejemplo “Declaraciones Juradas”, “Informes de Auditoría”, “Datos sensibles”, entre otros.

El objetivo de estas mesas fue identificar los principales desafíos de implementación, los criterios de calidad específicos para cada tipo de información y consensuar un cronograma de publicación. A las 8 jornadas de trabajo asistieron 165 referentes y colaboradores de 20 áreas de Gobierno.